Irlanda

Solapas principales

El 24 de abril, la Red Europea de Lucha contra la Pobreza  y la Exclusión Social (EAPN, por sus siglas en inglés), en su calidad de coordinadora de la Red Europea para la Renta Mínima,...

El caso fue presentado por niños desfavorecidos que necesitaban vivienda y tratamiento en unidades de apoyo intensivo. Los niños afirmaron que el estado tenía la obligación constitucional de proporcionarles cuidados especiales e instalaciones educativas apropiadas. El estado coincidió en que tales instalaciones eran necesarias y afirmó que había iniciado el proceso de planificación para construirlas. Sin embargo, los proyectos sufrieron numerosos retrasos administrativos y logísticos.

Los actores en este caso eran miembros de la comunidad Irish Travelling, un pueblo tradicionalmente nómada. Este grupo en particular vivió en un lugar de parada no oficial ubicado en Limerick City durante más de ocho años bajo condiciones de pobreza y privaciones extremas, sin agua corriente, baños, recolección o almacenamiento de residuos domésticos, ni superficies duras donde aparcar sus casas rodantes.

En 2005, bajo el procedimiento del artículo 26 de la Constitución, la Corte Suprema de Irlanda examinó la constitucionalidad de un proyecto de ley que le había enviado el Presidente. El proyecto autorizaba el cobro de servicios a pacientes internados provistos por el servicio de salud público, siendo que el cobro se impondría a ciertas personas, en la mayoría de los casos personas de edad avanzada con pocos medios.

Poco después de que el demandante, Jamie Sinnott, naciera en 1977, los médicos descubrieron que padecía de un autismo severo. Durante los siguientes 22 años de su vida, su madre intentó proporcionar a su hijo habilidades básicas de habla, idioma y destrezas motoras, así como uso de los inodoros. Por desgracia, descubrió que las pocas instituciones para niños con graves discapacidades físicas y mentales en Cork, Irlanda no podían atender las continuas necesidades de educación de su hijo autista.

La demanda fue iniciada por Paul O’Donoghue, quien  nació en noviembre de 1984, y contrajo el síndrome de Reyes, una  infección viral  grave: como resultado de la misma, a los 8 meses de edad sufrió  daños cerebrales.

País: 
Irlanda
Grupo(s) de Trabajo / Área(s) de Trabajo: 
PF-PIDESC

Airey buscó la separación judicial de su marido, quien la maltrataba físicamente. Como no pudo llegar a un acuerdo de separación con él, solicitó al juez que ordenara la separación. Esto le fue imposible, porque no contaba con los medios económicos, al no haber asesoramiento jurídico gratuito, para contratar un abogado. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos sostuvo que se trataba de una violación a su derecho a tener acceso al sistema judicial para que se dictamine sobre sus derechos y obligaciones civiles (Artículo 6).