Urge un nuevo pacto social sobre cuidados

Fecha de Publicación: 
Miércoles, 7 Abril 2021

La pandemia de COVID-19 ha agravado la crisis mundial de los cuidados y, sin una política adecuada y respuestas estructurales más profundas, sus secuelas podrían agudizar aún más la distribución desigual del trabajo de cuidados no remunerado y la feminización de la pobreza, advierten las miembras del grupo de trabajo de Mujeres y DESC de la Red-DESC en un documento de debate sobre un nuevo pacto social sobre los cuidados.

La promoción de un nuevo pacto social más justo reconoce la preexistencia de un antiguo pacto injusto y aún vigente, que naturaliza los cuidados como responsabilidad de las mujeres y agrava la feminización de la pobreza. Un pacto que nunca fue acordado por las mujeres.

La pandemia ha revelado que los cuidados están en el centro mismo de nuestras sociedades y economías; sin embargo, siguen en su mayoría sin ser reconocidos y permanecen invisibles, además de estar cada vez más privatizados y mercantilizados por actores privados. Antes de la pandemia, las mujeres realizaban alrededor de las tres cuartas partes de todo el trabajo de cuidados no remunerado; esta carga desproporcionada no ha hecho más que aumentar durante la crisis de salud pública.

Necesitamos “decidir si queremos reconstruir un sistema económico que prioriza el consumo, el valor a partir de la expresión monetaria y la acumulación de la riqueza o bien, si retomamos las voces que desde el movimiento feminista han pugnado por dar espacio a la economía del cuidado que propone construir sociedades más justas que cuidan la salud, la vida y la preservación de los bienes comunes naturales” dice Indra Rubio, Instituto Simone de Beauvoir (México) y miembro de la Red-DESC.

El trabajo de cuidados es una cuestión de derechos humanos

El trabajo de cuidados se ha asociado históricamente a las mujeres y se ha distribuido en condiciones estructurales de discriminación y desigualdad, especialmente entre las mujeres y niñas de grupos desfavorecidos. La injusta distribución social de los cuidados está en el centro de la feminización de la pobreza y constituye un gran obstáculo para que las mujeres disfruten de sus derechos en igualdad de condiciones.

“Nuestro sector [el trabajo doméstico] comprende principalmente mujeres negras, desplazadas, cabezas de familia y ancianas en una proporción importante. Los contratos y salarios precarios, la falta de protección social y la discriminación son situaciones a las que comúnmente nos enfrentamos en nuestro sector (...) Los países nunca están preparados, y cuando se produce una crisis de este tipo, rápidamente se hace evidente quiénes son los excluidos de los paquetes de ayuda y asistencia del gobierno, que adoptan medidas para las corporaciones y otros sectores privilegiados mientras que otros, como las mujeres pobres, son marginadas”, señala Claribed Palacio, presidenta del la Unión afrocolombiana de trabajadoras domésticas (UTRASD, Colombia) y miembra de la Red-DESC.

El proceso colectivo sobre los cuidados ha sido presentado en varios eventos y espacios de incidencia, incluyendo la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de la ONU 2021 (CSW65). El proceso ha sido informado por miembras del grupo de trabajo de Mujeres y DESC junto con el grupo de trabajo de Litigio Estratégico, quienes participaron en varios espacios y discusiones de toda la Red que están orientando este trabajo sobre los cuidados.

 

 

En 2020, la Red-DESC presentó una intervención de terceros ante el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CDESC) sobre el caso de Marcia Cecilia Trujillo Calero contra Ecuador, alentando al Comité a destacar el impacto del trabajo de cuidado no remunerado sobre el acceso a la seguridad social. En 2021, la Huelga Mundial de Mujeres movilizó a mujeres de todo el mundo para exigir alternativas económicas que se centren en la integridad de las personas y el planeta, que aseguren la justicia de género y avancen un nuevo pacto social sobre el cuidado.

Las integrantes de la  Red-DESC continuarán elaborando colectivamente el documento de debate para ofrecer un marco que replantee la economía de los cuidados y promueva un pacto social feminista sobre los cuidados. El resumen del marco está disponible en inglés y español.

Para obtener más información sobre nuestro trabajo colectivo en curso, contactar con Valentine y el Grupo de Trabajo de Mujeres y DESC: vsebile@escr-net.org


Recursos relacionados:

Resumen de 2 páginas del documento de debate: