Página de Información sobre las Agencias de Crédito a la Exportación y los Derechos Humanos

Subtítulo: 

Las agencias de crédito a la exportación (ECA, por su nombre en inglés) utilizan fondos públicos o una mezcla de fondos privados y públicos, para otorgar préstamos, garantías y seguros para apoyar inversiones en el extranjero y exportaciones de corporaciones nacionales. La mayoría de los países miembro de la OCDE poseen por lo menos una  agencia de crédito a la exportación financiada con el dinero de los contribuyentes, normalmente bajo la esfera del ministerio de comercio, finanzas o economía. Aunque la promoción de las exportaciones y las inversiones no es necesariamente problemática, las ECA operan con un mínimo de transparencia, rendición de cuentas y salvaguardas, respecto de los derechos humanos, la corrupción o el medio ambiente. Como consecuencia, con frecuencia las ECA financian proyectos controvertidos. El respaldo financiero proviene del dinero de los contribuyentes y se utiliza para proyectos que van desde la exportación de armas hasta la industria extractiva, pasando por desarrollos de infraestructura rechazados por el Grupo Banco Mundial.
 
Con un mínimo de transparencia, Export Development Canada (EDC) proporciona gran cantidad de financiamiento a las compañías mineras de Canadá, mientras que Export Credit Guarantee Department (ECGD), del Reino Unido, invierte grandes sumas en la exportación de armas. Actualmente, las ECA, como Export-Import (Ex-Im), de EEUU, se cuentan entre las instituciones financieras internacionales públicas con mayor influencia en el comercio y las inversiones; otorgan garantías y seguros de riesgo para proyectos de infraestructura de gran escala por un monto diez veces mayor que el otorgado por el Banco Mundial. Muchos proyectos financiados por ECA han sido asociados con serias violaciones de los derechos humanos, incluyendo arrestos arbitrarios, uso de fuerzas paramilitares 'de seguridad', reasentamientos forzosos, consultas y compensaciones inadecuadas, violaciones del derecho a un medio ambiente sano, pérdida de medios de sustento y destrucción de lugares con valor religioso y cultural.  

La presión de la sociedad civil
En los últimos años, la presión de la sociedad civil ha logrado que las ECA instituyan mínimos estándares ambientales en proyectos de gran escala. Algo similar ha ocurrido en el Banco Mundial y la IFC, donde se creó un conjunto de Políticas de Salvaguardia que actualmente son consideradas el marco de referencia internacional para otras instituciones financieras públicas y privadas. Aunque las ECA han aceptado los derechos indígenas, los lugares con importancia por su legado cultural y el reasentamiento forzoso en sus pautas "ambientales" voluntarias, siguen sin responder a los serios cuestionamientos planteados respecto de los derechos humanos. Bajo el derecho internacional de derechos humanos, los Estados poseen la clara obligación de respetar, proteger y realizar los derechos humanos, lo cual se extiende a sus respectivas instituciones, como las ECA. Con el objetivo de asegurar que los proyectos financiados por ECA no sean directamente responsables o cómplices de violaciones de los derechos humanos, varios defensores de los derechos humanos y activistas que trabajan con las ECA comenzaron a explorar la posibilidad de instaurar mecanismos y estándares apropiados. Algunas herramientas o estrategias podrían ser demandas en fueros nacionales; mecanismos regionales e internacionales, como los tribunales regionales de derechos humanos, la OIT, los Puntos de Contacto Nacional de la OCDE y los órganos de los tratados y Relatores Especiales de la ONU; funcionarios de control asociados a las ECA canadienses y japoneses; supervisión parlamentaria e implementación de evaluaciones del impacto sobre los derechos humanos. También parece existir la necesidad de evaluar el contenido de los convenios de inversión, en especial los convenios de gobiernos anfitriones que incluyen cláusulas de estabilización y mecanismos de resolución de disputas que debilitan la soberanía nacional y la posibilidad de proteger los derechos humanos.  

La cooperación internacional y la progresiva efectividad de los derechos humanos
Los organismos de crédito para exportaciones forman parte de un sistema mayor de convenios de inversión y crédito que en muchos casos amenazan la capacidad de los Estados de respetar, proteger y cumplir los derechos humanos. Bajo el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, los países están obligados a "tomar medidas, en forma individual y por medio de la asistencia y cooperación internacional" a fin de lograr "progresivamente" la efectividad de los derechos humanos económicos, sociales y culturales "sin discriminación". Las empresas son los beneficiarios primarios de los créditos y seguros para exportaciones, que suelen ser otorgados en relación con proyectos de factibilidad cuestionable y términos financieros onerosos. Esto ha causado el excesivo endeudamiento de muchos países. De acuerdo con "Worse than the World Bank" (ver cita anterior), más del sesenta por ciento de la deuda externa de Nigeria y más del cuarenta por ciento de la de la República Democrática del Congo se debe a créditos para exportaciones, normalmente con tasas de interés mayores que las de los préstamos del Banco Mundial o del FMI. A su vez, los países miembros de la OCDE suelen inflar sus estadísticas referidas a la asistencia internacional, incluyendo la cancelación de deudas comerciales con ECA en los presupuestos oficiales. La deuda y la menor cantidad de asistencia limitan la capacidad de los Estados de realizar todos los derechos humanos, como es el caso de los convenios de gobiernos anfitriones, que incluyen cláusulas de estabilización que penalizan duramente la creación de leyes que protejan los derechos humanos y el medio ambiente.  

Nos interesa compilar y desarrollar fuentes de información sobre estos y otros temas relacionados con las ECA. Agradeceremos la participación y aportes de todos, y los invitamos a mantenerse en contacto con nosotros por medio de la siguiente dirección: dcaliguire@escr-net.org.

URL: