Charlene May

Charlene May es una abogada sudafricana que ha pasado la mayor parte de los últimos 14 años ejerciendo en el área de litigios de interés público con un enfoque específico en acceso a la obtención de derechos socioeconómicos. May posee experiencia en la litigación del derecho consuetudinario de las mujeres en casos en que sus derechos a la vivienda, la tierra y la propiedad estaban vinculados a sus matrimonios celebrados en conformidad con el derecho consuetudinario. Además, ha participado en varios casos relacionados con el derecho a la tierra y a la vivienda, representando a comunidades que se enfrentaban al desalojo, así como a la restitución de tierras a comunidades que las perdieron como resultado de las expulsiones forzadas durante el apartheid. May ha ayudado a desarrollar argumentos basados en los derechos de género para promover el derecho de las mujeres a la vivienda.

May ha participado en la defensa del derecho al trabajo y a elegir la propia profesión, en nombre de los trabajadores de la salud comunitarios y las trabajadoras sexuales. Ha proporcionado asesoramiento y opiniones jurídicas a organismos nacionales de derechos humanos y a sindicatos. Ha contribuido a las presentaciones ante el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas sobre las condiciones de trabajo, y ante el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Pobreza acerca del tema del cuidado de la mujer. También ha participado en la preparación de varios informes para los órganos de tratados de la ONU y la Comisión Africana sobre los derechos de la mujer y las mujeres transexuales; y en particular, sobre la falta de acceso a la atención médica y a la seguridad y protección de las mismas.

May pertenece a la junta directiva de Sisonke, una asociación que defiende los derechos de las trabajadoras sexuales en Sudáfrica, y también es miembro del directorio de Masibambane Social Housing Company, que facilita proyectos de apoyo estratégico y vivienda social.

País: