Economic policy

Solapas principales

La capacidad de los gobiernos para brindar servicios públicos básicos y garantizar el cumplimiento de los derechos económicos, sociales y culturales se ha visto cada vez más obstaculizada por el endeudamiento; dejándolos virtualmente incapaces de responder a las grandes crisis. Los países poderosos, que controlan a las instituciones financieras internacionales como el FMI, pueden permitir que estas economías respondan de manera significativa; sólo necesitan la voluntad para dejarlas.

Durante siglos, y debido a legados coloniales de desigualdad, los gobiernos del Sur Global han estado en deuda con actores poderosos. En 1825, Francia obligó a la recién independizada Haití a pagar entre 20 y 30 mil millones de dólares estadounidenses actuales como compensación a los propietarios de esclavos franceses que habían sido derrocados menos de dos décadas antes. Le tomó al país 122 años en pagar esa deuda paralizante, dejando a lo que solía ser la colonia más lucrativa del mundo incapacitada de desarrollar una infraestructura básica en salud y educación. Haití nunca logró salir de esa espiral de endeudamiento: en el 2019 gastó más del triple en pagar sus deudas que en servicios sociales (disponible en inglés)

La revisión del sistema económico acumula mucho tiempo de retraso: todas las señales apuntaban a 2020, pero un año después de la pandemia, los ricos se han hecho más ricos y los gobiernos siguen sacrificando vidas por la ilusión del crecimiento económico.

El término “capitalismo tardío”...

El 27 de abril de 2021, la Red-DESC coorganizó un debate en línea sobre los derechos a la tierra. Más de 50 representantes de organizaciones miembro de África, Asia, América Latina, Oriente Medio, Europa y América del Norte se reunieron virtualmente para aprender de...

Desde sus orígenes la economía feminista ha puesto de manifiesto la necesidad de avanzar en una concepción más amplia de la economía y el sistema económico, que además de la esfera productiva, tenga en cuenta a la esfera reproductiva. En particular, esta corriente señala la importancia del trabajo de cuidado no remunerado para el desarrollo de las personas, pero va un paso más allá explicando como la provisión de cuidado es en realidad una necesidad social, en tanto permite la reproducción de la clase trabajadora, que a su vez será la responsable de crear valores económicos en la esfera reproductiva (es decir, de reproducir el sistema económico).

Las injusticias sufridas por las comunidades empobrecidas y las comunidades de color en todo el mundo no se rectificarán mediante meros cambios superficiales en las políticas, sino que requerirán una reestructuración radical de los sistemas que se han construido a lo largo de los siglos...