Sudáfrica

Solapas principales

Treinta y trés miembros y aliados de diecisiete países participan en el encuentro en Johannesburgo, Sudáfrica

El movimiento social de Sudáfrica asegura el acceso a la electricidad para habitantes de chabolas en Siyanda y celebra la detención de dos concejales tras el asesinato de su líder el año pasado

SERI, LRC, CLC, Section27 y otros Miembros dan la bienvenida a la ratificación del Pacto Internacional para los derechos económicos, sociales y culturales por parte del gobierno de Sudáfrica

La Red-DESC envió una carta al Gobierno de Sudáfrica para expresar su preocupación por la ola de asesinatos, amenazas, detenciones arbitrarias y otros actos de violencia contra líderes de Abahlali baseMjondolo

SERI publica un informe sobre la situación de los defensores de derechos humanos en Sudáfrica

Esta sentencia del año 2014 fue dictada después de tres rondas de litigación.

Apelación del rechazo por parte del Alto Tribunal de South Gauteng de una solicitud de medida cautelar presentada por las organizaciones South African Informal Traders Forum y South African National Traders Retail Association. Los peticionantes invocaron su derecho a acceder a la justicia reconocido en el artículo 34 de la constitución de Sudáfrica para fundamentar la apelación.

El 10 de octubre, la Red-DESC envio una solicitud de Accion Urgente en respuesta a los asesinatos, detenciones arbitrarias, amenazas contra Abahlali baseMjondolo en Africa del Sur e instando al Gobierno de Africa del Sur que cumpla con sus obligaciones en materia de los derechos humanos.

Este caso se refiere a los intentos de desalojo de los inquilinos de ciertos departamentos residenciales en Johannesburgo. Estos inquilinos habían vivido en estos departamentos bajo varios contratos, algunos de aquellos por cerca de veinte años. Estos contratos de alquiler contenían una provision permitiendo a ambas partes terminar el alquiler con cierto aviso previo. Tres años antes del intento de desalojo, el propietario informó a los inquilinos que debían pagar el doble o triple del precio previo o abandonar a sus casas.